lunes, 5 de abril de 2010

arrivederci

Una especie de voz sacada de Stars Wars, te ha despertado de un coma “menta-sentimentaloide” con el que te has mareado. Estar en la cama infectada con una realidad que no tiene lugar ni lo ha tenido ni lo tendrá, es cómodo, pero vivir con el piloto automático encendido es muy triste. Las guerrillas entre razón y corazón te aburren, las discusiones entre qué, cuándo, dónde y por qué te aborrecen. Dejas desaparecer tus lastres no sin que tu razón explote con una cierta desazón…esas cositas siempre las escondes en el fondo de tu vaso de leche nocturno y tus galletas solubles, hasta que desaparecen. Más tarde o más temprano siempre lo hacen,se marchan y no vuelven, y si vuelven no es para quedarse, no cuando tú te has bebido tus ilusiones y aquel lugar acaba siendo un rincón vulgar. El tiempo se marcha, y con él olvidas escenas, algunas inconscientemente y otras concienzudamente. Y en el momento en el que llegas a este punto rezas por y para que lo que venga te sorprenda, y lo que no ,directamente no te desilusione.

3 comentarios:

nuestro baile del viernes dijo...

Amelie es increibleemnte increible!
Me gusta lo que escribes!

Laura dijo...

Eres increíble.

Theflashbacks dijo...

gracias :D