jueves, 27 de enero de 2011

Planchar me aburre

Hoy he puesto la lavadora por primera vez en mi vida, los calcetines y la ropa interior empezaban a escasear, es lo que tiene llevar quince días sin hacer la colada. Joder mamá, podrías estar aquí. Vale, se supone que hay que separar la ropa blanca de la oscura, menudo debate. ¿los vaqueros en qué montón van? Dios esta camiseta lleva rayas blancas y negras, va no me la juego. No entiendo todos estos simbolitos, ¿temperatura? Pues a lo mínimo a treinta grados, no estoy para correr riesgos. Joder ha pasado ya del numero seis y no he echado el suavizante, bueno pues nada así se queda, ya veremos el resultado.

Siempre

"Tengo esperanzas, me alimento de ellas"

miércoles, 26 de enero de 2011

Magia

Encontraros en esa terraza o delante de la chimenea con luna, me reconfortaba de la mierda día que había tenido. Dios, ¿está sonando Zahara aquí? No me lo puedo creer. Jorge, eres dios, temazo tras temazo. Brutal zona chill out. Tabaco de liar y té de niños, lo que me faltaba que no pudiese dormir luego. Mis compañeras son unas zorras. Jodo ¿Cómo está el monitor del peña montañesa no? Es arquitecto de interiores, valenciano, tiene novia y se está liando con la ex de quien tu sabes. Vaya mofa, ostia que crack eres Raquel, le has dejado parado, eso si que es una proposicón, y no la que hacen ellos desde la bodega. Vamos a ver las estrellas esta noche, sin hablar de Saw lo prometo. Aspersores. Son las diez de la mañana, último día de fiestas de Boltaña, llevo una mierda elegante y por si fuera poco, estamos jugando al tenis imaginario con una vaya de minute maid delante de muchos cierrabares. Me la pela. Creo que eran tus amigos de Zaragoza los que han entrado en mi tienda, juraría que yo también. David, estamos muy borrachos, me estás llevando como un saco de patatas y me acabo de caer al resbalarme con un plástico, asique disimula que me siento observada. Son las siete de la mañana, podríamos ir a la piscina, bañoteo en ropa interior, ya tu sah. Joder tía, el catalán se me ha enamorado y no es que no me guste, me encanta, pero soy incapaz de llevar una relación a distancia. Barrancos. Al final le molaste tu, que heavy y yo desplegando todos mis encantos. Escalada a las nueve de la mañana. Esa zona del río está bien, no habrá más de seis metros, nos podemos tirar, pero ten cuidado y alejate de la roca al saltar. Joder, se me lleva la corriente, no llego al otro lado. Risas. Festivales. Sam quiere venir. Menudo palmero el del conci de muchachito bombo infierno, y tu que le seguías el ritmo todo el rato. Vamos a Sanchez a almorzar, dios Raúl se ha quedado dormido en la barra, se está riendo todo el mundo, que bueno. Dios, que mal llevo salir sin desayunar de casa. Birritas y wii. Campeonato de pro. ¿Y tú y el socorrista? Va, parece que me tiene miedo. Hombre, sacándole el lado positivo a la situación, he de decir que mi vida sexual comparada con la vuestra es una puta mierda. Sara, cuisinera, éstos crêpes de chocolate están de muerte. Lo peor de todo es que hoy hemos comido como cerdas, pero para el postre siempre hay hueco, eh lamineras. Chica no tengo tiempo ni para ponerme morena. Hoy salgo a la falsa y justo en frente estaban los obreros de casa Fes, he abierto el ojo y me he ido escopetiada. A enrronarse amigos. Ese camarero creo que es de Huesca, no se le ve mucho por los bares. Joder llevo saliendo desde el miércoles, no puedo más. ¿Con David? No jodas! Tía, estás bailando maquinote, no me lo creo, yo tampoco. No sé, es muy empalagoso. Tarde de río, he llevado longaniza de Graus para merendar. ¿A las Gorgas? Si, casi prefiero el Ara que el Cinca. Vamos a patinar hasta la Cruz cubierta o así. Creo que es fovano, pero ajo y agua que tiene novia. Camino de Santiago, estamos locas. Libro de visitas del albergue. ¿Qué tal en la cama? Ay tonta. ¿Y tú? Fue todo muy bonito, pero faltaba chispa. Dios! Con ese? Vaya estragos hace el inicio de fiestas de Arro. Sara, eres un puto personaje, que perra, como te manejas a los camareros. Sólo, le he dicho cariño para que nos sirviera antes, encima que te protejo del baboso que tenías al lado. Te ha hecho ojitos, imaginaciones tuyas. ¿Qué accidente de coche? No jodas. Wow! Este año te desvirgamos en el tour del porvenir. Miedito. Etc, etc…

Demasiadas vivencias para ser resumidas

Karma

Perderme en cada beso por el hecho de encontrarte

martes, 25 de enero de 2011

Entereza

Imágenes de un interesante proyecto sin terminar de Mónica Baeza

kantamelade.

"¿Quieres estrellas?, sólo dilo y vuelco el cielo"

domingo, 23 de enero de 2011

Flor de loto

Tendría que haber comprado esa tetera en la que desayunabas todos los martes y jueves después de salir de clase de yoga. Nunca nos aprendimos el saludo al sol, y entre estiramientos, nuestras sonrisillas se encontraban. Echo de menos esa cafetería, y en aquel momento, mi única preocupación, era que dulce elegir para ese día, ¿suso de crema o palmera de chocolate? Os escuchaba mientras hablabais de chacras sin dejar de observar los turistas pasar o el artículo del periódico que me había llamado la atención.

Recuerdo el día que tuvo lugar la terapia de choque, desconozco las razones pero sucedió, gente con visión y horizontes limitados no podrían entenderlo. El climax de esos días, era francamente perfecto, son de esos recuerdos que nunca podrán desvanecerse de mi memoria, ni ahora, ni mañana.

sábado, 22 de enero de 2011

y más

Me gusta el sol que entra por la terraza de mi cuarto a eso de las cinco y media, me gusta cerrar los ojicos y ver esos circulitos de colores que se forman con las pestañas. Salir al rellano y fumar escuchando Gavin Degraw, sencillamente, me da toda la vida. No entiendo por qué la gente se ríe con jejeje no lo soporto, ni que me digan te quiero cuando ni siquiera me conocen, y sobretodo, odio los nicks moñas con mayúsculas y minúsculas.

Disfrazaste tus objetivos

Lo intuí pero no lo sabía, por lo menos, no como ahora, y no fue un shock producido por esa irritante melodía de nokia, ni porque yo siempre coja el móvil cuando estoy durmiendo o porque tú te hubieses tomado dos copas de más. De tu boca salieron minuciosamente esas palabras calculadas, en mis oídos reverberó lo que nunca nadie se había atrevido a decirme, y sinceramente, no sé si tu intención era hundirme, pero lo hiciste. No reaccioné, no me puse a gritarte cómo hacía siempre, sólo lloré de rabia, lloré cuando me diste dónde más me dolía, me metiste el dedo en la herida y la retorciste, sin importarte si me escocía. Y me quedé ahí, sintiéndome insignificante e impotente.

La última vez, no me atreví a descolgar, no sabía si tu llamada pretendía tener el mismo efecto, si sigues queriendo irritarme como haces siempre, sacarme de mis casillas y que yo me ponga a gritar hasta que no pueda más, discutir, discutir, discutir, que tu me digas gilipollas y yo te lo suelte más fuerte,o simplemente, querías rescatar una sonrisa.

Me gusta discutir, pero no siempre, aunque la irrevocabilidad exista.

jueves, 20 de enero de 2011

lunes, 17 de enero de 2011

Tu problema fueron las batallas de voluntades, te perdiste entre la intención y la acción.
Me gusta la gente que pasa desapercibida y luego tiene mucho que mostrarte.

viernes, 14 de enero de 2011

No tener miedo, no significa que estés a salvo.

jueves, 13 de enero de 2011

Olores. Me gusta oler mi casa al volver de vacaciones, es verdad, me gustan los sitios con olor propio, sobretodo, las papelerías, o las tiendas de chuches. Me gusta el olor de los libros nuevos, y nada mejor como en septiembre cuando estaban recién forrados. Me gusta el olor que se impregna en mi cama después de compartir mis sabanas, supongo que me refiero a los olores errantes. Detesto oler a comida subiendo por el ascensor cuando estoy hambrienta. Añoro el olor del mar. Adoro el olor de la tierra mojada, del portal de viki, del pan o bizcocho recién hecho. Me gustan los olores que no sabes a que o a quién te recuerdan. Me gusta cambiar de colonia frecuentemente y sin embargo que gusta que me asocien un olor, yo y mis contradicciones como siempre. Me gusta el olor que se queda en la cocina después de hacer palomitas. Me gusta como huelen los bebes, la colonia baron dandy. Me encanta cuando el pelo huele bien. Detesto que las neveras o los lavavajillas huelan, sobretodo no soporto el olor a fregadera. Lleno bolsitas con lavanda que he recogido previamente y las meto en el armario, si, me gusta ese olor en mi ropa. Me encanta que dejen olor al pasar por mi lado, sea hombre o mujer. Me gusta darme colonia de nenuco después de ducharme. No soporto el olor de la sopa de pescado. Me gusta mi desodorante y también Jean Paul Gautier. Me gustan los ambientadores y el incienso.

miércoles, 12 de enero de 2011

No somos como los demás, tenemos demasiadas aristas

martes, 11 de enero de 2011

Sin ti las emociones de hoy, no serían más que la piel muerta de las de ayer

A mi piel he adherido una tela que me repele de los complejismos

Una especie de voz sacada de Stars Wars, te ha despertado de un coma “menta-sentimentaloide” con el que te has mareado. Estar en la cama infectada con una realidad que no tiene lugar ni lo ha tenido ni lo tendrá, es cómodo, pero vivir con el piloto automático encendido es muy triste. Las guerrillas entre razón y corazón te aburren, las discusiones entre qué, cuándo, dónde y por qué te aborrecen. Dejas desaparecer tus lastres no sin que tu razón explote con una cierta desazón…esas cositas siempre las escondes en el fondo de tu vaso de leche nocturno y tus galletas solubles, hasta que desaparecen. Más tarde o más temprano siempre lo hacen,se marchan y no vuelven, y si vuelven no es para quedarse, no cuando tú te has bebido tus ilusiones y aquel lugar acaba siendo un rincón vulgar. El tiempo se marcha, y con él olvidas escenas, algunas inconscientemente y otras concienzudamente. Y en el momento en el que llegas a este punto rezas por y para que lo que venga te sorprenda, y lo que no ,directamente no te desilusione.

nos exigimos porque es necesario, no porque nos guste

hoy duele, pero mañana lo habré olvidado

lunes, 10 de enero de 2011

Debería darme una ducha de dentro a fuera. Dices que sin esperanzas no hay decepciones y cuanto más piensas menos actuas. Intentas que todo sea distinto, me sonríes y vuelvo a ese invierno en el que tú, todavía no estabas aquí y yo no acababa de marcharme. Todo vuelve a ser igual porque ya te conozco, y lo que tengo son ganas de no conocerte.

Como quieres que te eche de menos, si no te marchas.

Recuerdos.

Francamente, me sorprende que hayas aparecido de nuevo. Tenía y tengo el mismo miedo de siempre. Con el tiempo, todos cambiamos, y prefería la distancia por el simple hecho de seguir recordándote como lo hago, no podía permitir que mi percepción sobre ti llegase a cambiar. No quería que una de las cosas más verdaderas que ha habido en mi vida cambiase.

Recuerdo que te tarareaba al oído la canción 42 de coldplay cuando estábamos tumbados en la cama. Me gustaba esa camisa de cuadros, el pantalón negro extragrande, pero sobretodo el sombrero marrón que olvidaste en la fabrica abandonada dónde fotografiamos instantes. Creo que no me han vuelto a hacer el amor desde entonces. Me encantaba tu casa, sobretodo estaba enamorada de tu cocina, nunca olvidaré nuestros desayunos de palmeras de coco esporádicas mientras tu tocabas la guitarra y yo intentaba cantar. Llegar a compartir desayunos con tu hermano. Solía dejar mi nombre en tu jardín Zen, para que sonrieras al verlo.

Recuerdo la magia de nuestro primer encuentro, camino de la Alfranca. Después de tanto tiempo aún no he olvidado el clima que se creó, no he vuelto a vivir algo parecido, ni he vuelto a abrirme tanto a alguien.

Me gustaban tus labios. Enero en la playa. La primera sesión de fotos en el sótano, cuando un “simple” abrazo, lo significaba todo. Recuerdo muchos abrazos significativos, sobretodo el de aquel día en el que grité te odio delante de la cámara.

Recuerdo el collar que colgaba de tu cuello, la canción con la que te motivabas en el coche, o el erizo de peluche.

Recuerdo el día en el que esa canción de pereza te hizo contarme cosas que no habías compartido con nadie.

Recuerdo el nudo que se me hacia en la garganta con la canción coge mi mano.

Recuerdo tantas cosas…

Recuerdo, recuerdos, que voy a contarte que no sepas.

Eras y eres especial. Siempre lo he sabido.

domingo, 9 de enero de 2011

Viajáis en órbitas distintas

viernes, 7 de enero de 2011

Que los abismos no tienen mapas, lo saben todos los incautos.

martes, 4 de enero de 2011

Estoy francamente indignada con neskuik, por llevar dos años sin producir el turrón que me gusta, y tener que conformarme con el de lacasitos, que está bueno pero no es lo mismo. Y a los de Suchard, en vuestros estudios de viabilidad, os diría que os lo estáis flipando ya un poquico. Estoy harta de las actitudes de gente sin aptitudes, de que mi abuela se atrinchere en mi sofá desde que está en Zaragoza todas las tardes hasta la hora de cenar, de que la gente no respete el carril bici, de llevar años sin escribir la carta a los Reyes Magos, del contigo pero sin ti y viceversa, de no poder ponerme mis botas de agua porque no llueve, del agitado pero no revuelto, harta de la gente que me pide consejo para adelgazar por haber sido anoréxica, de personas sin dignidad ni principios, de complicarme mi vida, de llorar y no saber de que, de guardarme todo, estoy asqueada del verbo estupidez, de la ilusión, de la magia y de compartir colchones y pesadillas.

domingo, 2 de enero de 2011

El gran premio

Podrías y deberías venir a rescatarme